Una calma perfecta

Cuando estuvimos sentí una calma perfecta, una calma excepcional. Color blanco lunar. Un lago sin olas, reflejos claros y brillantes.Un par de sombras se funden, hasta la luz de una candela nos calienta. Sumidos en esta calma ni siquiera la tormenta nos asustó. Sombra con colores resplandecientes, púrpuras, tornasoles, rojos, anaranjados. Veo la sombra en el lago con esos colores.

Advertisements