Un sueño salvaje

El viento de la noche golpea en las ventanas, interrumpe el silencio. Nuestras miradas se encuentran, el vino nos relaja súbitamente. Termina la cena, nuestras manos sobre la mesa, nuestras mentes en el encuentro. Las decoraciones del postre no importan, tampoco la ropa nueva. Se oye el reloj de la cocina, el viento sigue soplando, al fondo mueve la cortina de terciopelo. Hacemos planes para el fin de semana, suena tu teléfono. El reloj marca las once, tu te acercas, tocas mi cabello. Yo cierro los ojos, despego en un sueño. Un sueño salvaje, en que no limpiemos los platos, que los tirásemos al suelo, que viviésemos el presente, que lo desafiásemos de nuevo. Uno en que suenen tambores, que bailemos con deseo, que marchen soldados, que canten mil voces, que anuncien la llegada de un heredero.

20130409-082759.jpg

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s